18 agosto, 2017

Voluntariado haitiano es certificado en salud pública

Con una ceremonia efectuada en dependencias de la Dirección de Salud de la Municipalidad de Santiago se llevó a cabo la certificación del voluntariado haitiano Micapas,  Migrantes Capacitados en Salud, compuesta por  13 facilitadores quienes durante la segunda quincena de agosto comenzarán a apoyar en las atenciones de salud al equipo de funcionarios con usuarios haitianos no hispano parlantes.

La actividad -que contó con la presencia de la directora de Salud, Dra. Adriana Tapia; la concejala Verónica Castro y el director de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Santiago, Guillermo Soto- es el resultado de una capacitación previa donde el grupo de voluntarios fue capacitado en temas de salud con principal enfoque en la atención primaria de salud.

Lo anterior se enmarca dentro del Convenio Migrantes del Ministerio de Salud que busca implementar estrategias dentro del modelo de atención que permitan superar las barreras de acceso a la atención, promoción y prevención de la salud que afecta a la población inmigrante, en especial la no regulada.

En su discurso, la doctora Tapia se refirió a la importancia de la inclusión de las comunidades migrantes en Santiago, haciendo referencia a las palabras del Alcalde, Felipe Alessandri, quien luego de asumir el sillón municipal, manifestó su interés de acoger y no estigmatizar a los migrantes en Chile.

“Desde la Municipalidad de Santiago queremos apoyar al migrante y, por cierto, a nuestros equipos de salud para así mejorar la calidad de atención, más cuando la barrera ideomática es una dificultad.  Además señalar que Santiago es un lugar de encuentro, es una comuna multicultural, multirracial. Y los que viven acá, independiente de su origen o condición, son santiaguinos y vamos a trabajar para ellos”, expresó.

Por su parte, Evens Clercema, miembro del equipo de voluntarios y encargado del área de vinculación con el Medio de la Oficina de Migrantes de la Municipalidad de Santiago,  manifestó su alegría y satisfacción por lo que calificó como un gran logro.

“Como haitiano tengo la preocupación de ver como mis compatriotas son un grupo muy vulnerable, sobre todo respecto a las dificultades que presenta el idioma, lo que impide que el migrante haitiano pueda surgir social, cultural y económicamente, por lo que generar esta red de apoyo permite mostrar que somos capaces de contribuir en este trabajo de derechos humanos que está implementando la red de salud y el municipio”, concluyó.